También llamada hemograma o conteo sanguíneo completo , esta prueba común ofrece información detallada sobre tres tipos de células presentes en la sangre: glóbulos rojos (transportan oxígeno y eliminan productos de desecho), glóbulos blancos (combaten infecciones) y plaquetas (detienen hemorragias mediante la formación de coágulos).

Así, la información obtenida al estudiar los componentes de la sangre proporciona al profesional de salud idea confiable del estado general de salud del paciente.

Este estudio se lleva a cabo bajo muchas condiciones y para evaluar diversas enfermedades y síntomas, los resultados reflejan inconsistencias en el volumen de líquidos (como deshidratación) o pérdida de sangre, además de afecciones relacionadas con la producción y destrucción de glóbulos rojos, infecciones, alergias y problemas de coagulación, descartar anemia de varios tipos.

Condiciones para realizarse el estudio

  • Sin indicaciones especiales.